Bio


Basualto, Txemy. 1981. Chile / Islas Canarias / Barcelona.

Investigar, buscar nuevos lenguajes, buscar una evolución sin miedo a perder un estatus marcado por mi economía o las masas, no quedarme con lo mejor que he podido pintar e intentar ser fiel a lo que creo que es convertirse en un artista o principalmente crear una obra de arte, hace que mi trabajo haya cambiado desde que empecé a mostrar mi trabajo, mi pintura.

Muchos aciertos y muchos errores entran en el terreno de juego de mi vida y mi trabajo, la extrema observación de todo y de todos, trabajar con mi manos, con mis ojos, ser fiel a lo que vivo cada día y ser sincero de contarlo con la expresión de la pintura es importante para mi, necesito dejar que mi momento personal condicione mi trabajo para vivir los dos por igual, los múltiples códigos que alimentan una linea que une a todos mis experimentos visuales. En estos años hay proyectos más o menos transcendentales que alimentan lo que intento conseguir y yo llamo o se conoce como obra maestra.

Parece todo muy académico, pero es que lo es, por eso tengo varias vías de escape, el trazo, el espectro, la mancha plana y el continuo cambio de soportes y herramientas con lo que aplicar la pintura, en algún momento puede parecer que no disfruto de lo que hago por la presión que me hago a mi mismo en reunir todas estas condiciones, pero ya no entiendo el arte, sin una sinceridad plástica, histórica, la parte más académica y de intentar aportar algo que no se haya hecho, algo realmente muy difícil, o casi imposible.

A algunos que le salió de forma natural, como Basquiat, o de una forma terriblemente académica como Miguel Angel, o trabajoso como Chillida.

De eso trataba mi primer proyecto, de imaginar mi trabajo como fue el de ellos, Soul, presentado entre Holala y Miscelánea Barcelona.

Este estilo marcó mi trabajo y me llevó a vivir de pintar e incluso hacerle llegar cuadros a muchos famosos.
Spray sobre lienzo.


27 de marzo de 2019.



Las redes sociales / comunicación marcan la inmediatez, una lectura inmediata y poco madurada, alimentar a las masas, con esa imagen impactante sin transfondo genera una presión al pintor jamás vista.

Con este espacio, doy orden a mi cabeza a mi proyectos que no caben dentro de ese instagram que necesita alimentarse de mi día a a dia, que también es interesante, pero no cuenta como lo genero o como lo cuento o por lo menos hay una forma de mi que no sabe hacerla.

24 de marzo de 2019.



Photo by Roberto Alegría.